Connect with us

Privacidad

Si tu hombre te dice esto él está luchando como loco para no amarte tanto como ya lo hace

Como conocer a un 951955

Y se le acercó para hacerle fiestas y gestos agradables. Pero el niño, espantado, forcejeaba al acariciarlo la pobre mujer decrépita, llenando la casa con sus aullidos. Una vela chica, temblorosa en el horizonte, imitadora, en su pequeñez y aislamiento, de mi existencia irremediable, melodía monótona de la marejada, todo eso que piensa por mí, o yo por ello -ya que en la grandeza de la divagación el yo presto se pierde-; piensa, digo, pero musical y pintorescamente, sin argucias, sin silogismos, sin deducciones. Tales pensamientos, no obstante, ya salgan de mí, ya surjan de las cosas, presto cobran demasiada intensidad. La energía en el placer crea malestar y sufrimiento positivo. Y ahora la profundidad del cielo me consterna; me exaspera su limpidez. El estudio de la belleza es un duelo en que el artista da gritos de terror antes de caer vencido.

Las palabras e incluso las acciones pueden comunicar algo impreciso o que no es cierto. La ciencia de la atracción siempre ha focalizado su interés en la comunicación no verbal. Es ahí donde se traza y se impregna las auténticas bases de la seducción, ahí donde las miradas se expanden, las pupilas se dilatan y podemos advertir el deseo de algún por nosotros. Asimismo, hay un acción que no podemos dejar de lado. Muchas veces nos resulta inevitable sonreír cuando estamos frente a alguien que nos agrada en verdad o que, de hecho, nos atrae afectivamente.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.